Art. de opinión de Javier Muñoz-Pellín

ECOLOGÍA Y ÉTICA

Los problemas ecológicos hunden sus raíces en determinadas concepciones antropológicas, éticas y morales.

A partir de la visión sobre las relaciones del hombre con el mundo, se pueden establecer unas sólidas convicciones éticas, que comprenden responsabilidad, autocontrol, justicia y amor fraterno, con las que se deben afrontar los problemas del medio ambiente.

Un cambio sobre la visión que el hombre tiene de sí mismo y del mundo, y la adopción de una conducta moral consecuente, constituyen la única fuente de soluciones verdaderamente eficaces a corto y largo plazo.

La ética ambiental o ecológica es la ética del comportamiento humano en relación con la naturaleza, cuando tal comportamiento implica transformaciones del ambiente natural, teniendo en cuenta que tales transformaciones no afectan sólo al ambiente físico, sino también a la vida individual y social de la persona.

La ética ecológica debe inspirar los planes políticos y económicos, las medidas técnicas de tipo global. Pero para ello es necesario que inspire la conducta personal de cada miembro de la sociedad.

Esto exige tomar conciencia de una verdad olvidada con mucha frecuencia: las acciones en las que el hombre se relaciona con la naturaleza, con el ambiente, no son un campo neutral desde el punto de vista ético.

Esas acciones deben realizarse de tal manera que la persona se haga buena, que se perfeccione como persona. Y eso implica una condición objetiva: que no puede tratar a la naturaleza de cualquier manera, sino «imitando» al Creador, de quien es «imagen y semejanza», es decir, con sabiduría y amor. En este sentido, la naturaleza es un bien para la persona, no sólo un bien económico, estético, etc., sino un bien moral.

En consecuencia, en la relación hombre-naturaleza, el protagonismo pertenece al ser humano, el único que puede ser sujeto de la ética. A partir de su necesaria «ecología interior» para aceptar los planes del Creador sobre sí mismo y sobre el mundo, su relación con la naturaleza debe llevarlo a la perfección ética y moral.

Para ello es necesario que viva las virtudes: la fe, fundamento del respeto a la naturaleza; la esperanza, que le permite valorar objetivamente las realidades terrenas; el amor y la justicia, que implican una conducta adecuada en relación al medio ambiente; la templanza, como nuevo estilo de vida; la humildad y la prudencia, necesarias para enfrentarse a una realidad cargada de misterio.

Un tema especial de la ética ecológica es el de los «derechos» de los seres vivos, actitud contemplativa ante la naturaleza, como fuente de sólidas convicciones éticas en el campo ecológico, y uno de los elementos fundamentales de la educación ambiental.

Si la raíz de la crisis ecológica está en el corazón del ser humano, la solución está también en manos de cada persona y de los grupos de personas, comunidades y naciones. El protagonismo no corresponde a la ciencia o la técnica por sí mismas, ni mucho menos a la naturaleza abandonada a su suerte, que exigiría la renuncia del hombre a su propio desarrollo.

El problema ecológico es un problema de la persona, que es la única que puede plantearse problemas, hacer proyectos, captar el valor de la naturaleza.
Es la persona quien, con sus elecciones libres, determina, en último término, que la ciencia, la tecnología y los medios de desarrollo económico y material se orienten o no al bien de la humanidad.

Las dimensiones mundiales del problema ecológico, que exigen medidas de tipo global, pueden oscurecer la importancia de la responsabilidad personal. Pero, precisamente porque se trata de un problema social de gran amplitud que afecta a toda la familia humana, cada persona debe sentirse responsable en su propio ámbito de actuación y en la medida de sus posibilidades.

Hoy la cuestión ecológica ha adquirido tales dimensiones que implica la responsabilidad de todos. La solución del problema ecológico depende, en parte, de que cada hombre se sienta guardián de la suerte de los demás hombres, sus hermanos, y de la naturaleza que le ha sido entregada como un don.
El reconocimiento del protagonismo de la persona es fuente de una visión esperanzada del problema ambiental. La catástrofe ecológica no es inevitable: depende, en gran parte, de la voluntad del hombre.

La tecnología que contamina, también puede descontaminar; la producción que acumula, también puede distribuir equitativamente, a condición de que prevalezca la ética del respeto a la vida, a la dignidad del hombre y a los derechos de las generaciones humanas presentes y futuras.

El hombre tiene en sus manos la posibilidad de promover el ambiente como casa y como recurso, en favor de todos los hombres. La condición de esta posibilidad es que logre conjugar las nuevas capacidades científicas con una fuerte dimensión ética6, es decir, que, como fruto de una convicción interior, se decida a poner el bien moral pon encima de la utilidad material.

32 COMENTARIOS

  1. Señor Pellín. Por una vez, bueno creo que hubo otra, voy a estar de acuerdo con lo que usted nos cuelga aquí.
    No entiendo a los partidos ecologistas como no entiendo a una persona de cualquier partido que no sea ecologista. Es cuestión de respeto hacia la vida , la vida que compartimos en este mundo con tantas y tantas especies.
    Gracias por colgarnos un nuevo plagio, esta vez tan acertado. Pero, ¿podría usted darnos su opinión sobre la ecología?

  2. Me ha gustado mucho el artículo de Javier.¿No será el profesor de la Universidad de Navarra el que ha copiado el artículo de Javier Muñoz?. Y si no es así bastaría con que éste dijera: «aquí os dejo un artículo muy interesante del profesor tal…

  3. Al padre Pellín con todo respeto: Entiendo que cuando uno estudia una carrera se capte la filosofia, el sentido de las cosas, etc. y todo eso, más la expericiencia de la vida formen el pensamiento humano y de ese conjunto de experiencias surja un artículo como el que aquí se plasma, pero el problema empieza cuando se copian estos artículos de opinión sin citar al autor y se plagien textualmente, esta circunstancia devalúa el sentido y la credibilidad del mismo artículo.

    Porque si comparamos este «pensamiento suyo» con su opinión sobre el escrito que hace unos días colgaba en estas páginas Francisco Penalva Aracil se puede comprobar que «su sensibilidad» por la ecología choca con su sensibilidad sobre dicho escrito, ya que si comparamos uno y otro se nota la diferiencia de emociones sobre las cosas.

    Lo que digo se puede comprobar en GOOGLE: Ecologia y Virtudes-autor-Tomás Trigo-Facultad de Teología de la Universidad de Granada.

  4. Exactamente. Cada persona debe responsabilizarse dentro de sus posibilidades-

    El simple hecho de ir a coger revollones es un desastre. Porque la gente no es respetuosa con la naturaleza, destrozan de tal manera el monte que parece que haya pasado una manada de bufalos .
    Algo tan sencillo,

  5. Es muy triste que el Padre Javier plagie, esta vez a un profesor de teología de la Universidad de Navarra. Para comprobarlo es sencillo: elijan unas líneas cualquiera de este artículo, cópienlas en Google y den a buscar. El segundo enlace es el artículo donde ha copiado el cura. Y rogaría a Novelda Digital que revisara los próximos artículosmde este hombre. Ya sabemos de lo que es capaz.

  6. No lo he encontrado, pero le voya preguntar a Tomas Triño. es amigo mio. A ver si realmente es cierto esto. O que ocurre realmente.
    Gracias

  7. No voy a entrar en polémicas sobre el plagio de los artículos del Padre Javier pero es indudable que su artículo plantea uno de los debates más interesantes del siglo XXi ,cómo debemos comportarnos los seres humanos ante la crisis ecológica,ante la degradación constante del medio ambiente producto de nuestro contínuo desarrollismo social y económico. Si debe existir o no una ética de la ecología.
    Decía un viejo aforismo que Dios perdona siempre,el hombre a veces y la Natiuraleza nunca.
    Para cualquier observador de este mundo, es obvio que la vida depende en nuestro planeta de que se mantenga en equilibrio el conjunto de los ecosistemas que le sirven de soporte. La ciencia y la tecnología pueda ayudar a destruir esos excosistemas naturales pero tambien pueden coadyuvar a su conservacióm.Esta no es una tarea exclusiva de la ciencia, le corresponde al Hombre que es quien toma las decisiones y quien interactua con la Naturaleza,de hecho forma parte de ella. Como muy bien dice el Padre Javier el problema ecológico es un problema de la persona ,quien con sus acciones determina su propi ámbito de actuación y el grado de cuidado del medio natural que le rodea.
    Dicen que la Naturaleza es más sabia que el Hombre y que a este le cuesta mucho tomar conciencia de las consecuencias de sus acciones y de sus estilos de vida.
    Sin un uso racional de los recursos natrurales no cabe desarrollo humano posible.Este debería ser el principio de cualquier ética ecológica ,si podemos transformar y cambiar el medio que nos rodea tenemos también el deber moral de preservarlo y conservarlo.Nace a continuación un canimo ético del medio ambiente, del uso del mismo, una teoría del dearrollo sostenible,aquella que propugna no un desarrollo que no altere o transforme la Naturaleza sino aquel que no fomenta su degradación o deterioro en sus propios fundamentos ambientales de producción y habitabilidad garantizand así que las generaciones futuras puedan también usar y disfrutar del mismo.
    Surge una responsabilidad no solo con nosotros mismos y nuestro entorno en el presente sino de cara al futuiro,con toda la Humanidad.
    Ell problema ecológico es también un problema moral y ello ha preocupado a la Iglesia,asi el Papa Benedicto XVI en su encíclica Caritas in Veritate habla de que » el tema del desarrollo está muy unido de los deberes que nacen de la relación del hombre con el ambiente natural.Este es un don de DIos para todos y su uso representa para nosotros una responsabilidad para con los pobres,las generaciones futuras y toda la Humanidad».

    Hay puies una obligación moral del cristiano en esta materia, defender no solo una ecología puramente física. sino una ecología «humana» entendiendo esta última como aquella que se extiende » a todos los sers vivos, «a toda la vida» y que protege el bien radical de la vida en todas sus manifestaciones.
    Desde esta perspectiva ética cristiana habría que dar también una respuesta espiritual a los problemas ambientales porque la Naturaleza se entiende como un regalo de Dios que debe ser usado de forma responsable, o dicho con otras palabras que no son mías y sin ánimo de plagio, » la Humanidad está llamada también a ejercer una administración responsable de la Creación».
    No somos dueños de la Tierra sinos simples usufructuarios y de momento no tenemos otro sitio a donde ir en la inmensidad del Cosmos.

  8. !Muy perspicaz «Uno mismo»!. Que bueno el cura nos habla de moral y de ética en un artículo, cuando lo primero que hace es mandar al carajo cualquier tipo de ética de alguien que escribe un artículo en un periódico.

  9. Muy bueno el articulo. Estoy totalmente de acuerdo. El respeto por naturaleza empieza con una ética formada. Debemos ser conscientes de lo que perdemos, el porqué y como lo perdemos. El desconocimiento y la ignorancia hacen que restemos importancia a nuestros actos y la consecuencia devastadoras de los mismos, a corto o largo plazo.

    Solo una objeción:

    En lugar de encabezar el artículo como; artículo de opinión de Javier Muñoz-Pellin, debería encabezarlo con; artículo de opinión de Tomás Trigo, Facultad de Teología, Universidad de Navarra Publicado en: A. SARMIENTO-T. TRIGO-E. MOLINA, Moral de la Persona, EUNSA, Pamplona 2006.

    No estoy educada en la materia, pero supongo que a un sacerdote se le permite mentir, si después se confiesa, como todo mortal, ¿es así?

    De todas formas, hubiera sido un gesto de humildad, añadir, por ejemplo: “Texto extraído de…”, y quedar como un señor.

    Todos aprendemos de los artículos de opinión, tesis, estudios, conferencias, libros de arte y ciencia, de consulta, novelas, historia, narrativa… ¡que arrogantes seriamos si no ampliáramos perspectivas!, no somos en absoluto perfectos, al contrario, somos seres incompletos y en pleno avance. Pero, cada cual, debe ser capaz de desarrollar sus propias opiniones, y ayudados por la sabiduría de otros, adquirir su sabiduría individual, para seguir aportando pensamientos y conocimientos.

  10. Padre, que la SGAE anda muy liada con la que tienen encima, no se aproveche de eso jejejeje que pena, anoche cuando leí el artículo me alegre, por fin estaba de acuerdo en un artículo que supuse suyo y no encontré motivo para discrepar absolutamente en nada, de todos modos felicito al autor, es muy bueno.

  11. D Javier, no sabe la alegria que me da, pues me estaba volviendo loca buscando en google, lo que anunciuaban.

    Porque yo como Santo Tomas de Aquino: la verdad, venga de donde venga. Busco la verdad en todas las cosas, y no me gusta tocar de oidas, me gusta informarme y llegar hasta el final de todo, en las medidas de mis posibilidades.

    Coco, es la impresion que me ha dado desde el primer mometo que conoci Novelda Digital y a todos vosotros. Para cualquiera todo parabienes y para D Javier la hiel. Pero solo es mi impresion, vista desde fuera.

    Gracias a todos. Feliz Verano.

  12. ¿Pero como puede ser tan poco ético señor Pellin? Miente como un bellaco.
    Ha copiado usted palabra por palabra el punto 1 del indice del libro «Ecologia y virtudes» de Tomás Trigo. profesor de Teología. Titulado «el protagonismo de la persona»
    Ecología y ETICA dice el señor pellín.
    Cuéntenos su opinión de la ecología si le apetece ande, pero por favor, no nos hable de ética, ya vemos sus éticos hechos.

  13. El enlace para descargarse el libro gratis.

    http://www.unav.es/tmoral/virtudesyvalores/vgeneral/ett.pdf

    ECOLOGÍA Y VIIRTUDES
    Autor: Tomás Trigo Facultad de Teología Universidad de Navarra Publicado en: A. SARMIENTO-T. TRIGO-E. MOLINA, Moral de la Persona, EUNSA, Pamplona 2006.
    ÍNDICE
    1. El Protagonismo de la persona
    2. «Ecología interior» y «ecología exterior»
    2.1. La necesidad de conversión
    2.2. Implicaciones de la «ecología interior»
    3. Fe cristiana y ecología
    3.1. La fe, fundamento cristiano del respeto a la naturaleza
    3.2. Vida eucarística y cuidado de la naturaleza
    4. La esperanza de una tierra nueva y el desarrollo
    5. Caridad y solidaridad
    6. Un nuevo estilo de vida: la templanza
    7. Humildad y prudencia
    8. El respeto a los seres vivos
    9. Necesidad de la actitud contemplativa

  14. El articulo me ha gustado mucho;no se puede tratar a la Naturaleza de cualquier manera sinó imitando al Creador.La Creación es Obra de Dios y es encargada al cuidado del hombre, por tanto debemos cuidarla ,no podemos quedarnos indiferentes ante la destrucción de lo que Dios ha hecho.El avance de la industria supuso un progreso para el hombre pero sabemos que ha perjudicado notoriamente la Vida.A pesar de los progresos para reducir la contaminación industrial,no deberiamos exagerar los peligros ecólogicos porqué estariamos cayendo en posturas extremistas y nada científicas.Los Ecologistas radicales estan preocupadisimos por la protección de muchas especies animales en peligro de extinción y yo me pregunto La Vida humana¿ no es muchisimo más importante protegerla desde el momento de la fecundación ?

  15. Juan G. Olivares, si el autor le ha dado permiso, pues ya está, deja ya de acusar.De hoy en adelante vigilaremos que tú tampoco copies nada.

  16. Lola, no voy a perder el tiempo debatiendo lo contrario, es tu opinión, pero recuerda siempre que ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos.
    Que tú también tengas un feliz verano.

  17. Si bien inicialmente en mi comentario no deseaba entrar en polémicas al respecto,después de haber podido comprobar en el enlace facilitado por Juan Gabriel Olivares la verdadera autoría del texto que nos ofrece el Padre Javier Muñoz Pellín, quiero felicitar al verdadero autor del libro D Tomás Trigo que es quien realmente me ha permitido realizar mi comentario .
    En cualquier caso, es un tema muy interesante y se hecha de menos en este foro aportaciones interesantes de los comentaristas de ND más allá de la denuncia del plagio que haya podido realizar el articulista.
    Todos podemos utilizar frases o textos leidos de otros autores para fundamentar nuestros escritos o comentarios pero me parece increible que el articulista no sea capaz de tener su propia opinión sobre este tema y se vea en la necesidad de copiar la opinión de otros sin tener la humildad de reconocerlo en público salvo cuando le descubren descaradamente.

  18. «#11 Marta Fernandez», ha podido usted hablar ya con su amigo Tomás Trigo????
    Que le ha comentado???
    Un cordial saludo

  19. Juan, el Padre no plagia, es más, estoy seguro de que nunca lo ha hecho. Sería tanto como mentir, y algo así viniendo de él, vista su trayectoria sin mácula ni sombra, podría sumirme en un insoportable pesar, un dolor para mi alma, infinito. El Padre Pellín simplemente se ha dado a la tarea de compilar, esquematizar y mejorar, para el mejor entendimiento de los lectores de ND, parte de la obra de Tomas Trigo. Es, en el fondo, un acto de caridad, como tantos otros que nos hace. No veas, pues, fantasmas ni argucias, Juan. Que bastante apesadumbrado me ha dejado ya esa improbable posibilidad de plagio que apuntas. Me despido profundamente afectado.

  20. Estimados amigos: me veo en la necesidad de intervenir «por alusiones». Conozco mucho al P. Javier Muñoz Pellín, y ambos compartimos las mismas ideas sobre el tema de su artículo: la ecología y la ética. Siento que ante un tema tan interesante, algún lector se haya focalizado en si hay o no plagio. Para hablar de plagio, creo que es importante el contexto: no se trata de un artículo escrito en una revista especializada, sino en una publicación que tiene fines más bien divulgativos. Cuando se trata de poner al servcio del gran público un largo estudio, el autor se encuentra con muchas dificultades. Yo pienso que el artículo del P. Javier puede considerarse un buen resumen para ofrecer al público unas ideas interesantes, pero no propiamente un plagio. El hecho de que se utilicen frases idénticas a las del estudio que se quiere divulgar, no tiene importancia, en este contexto: a veces es difícil cambiar una frase por otra parecida para que nadie piense en el plagio. Por otra parte, yo pondría la mano en el fuego por la honradez, la integridad y la ética del P. Javier: lo conozco muy bien, repito, y sé que no me quemaría. Propongo, en cambio, que se abra un diálogo sobre el tema de la ética ecológica: con las opiniones de todos, todos podremos aprender algo. Gracias por vuestra atención y paciencia. Un cordial saludo de Tomás Trigo.

  21. Cuando leí este articulo me gusto mucho. Y opine acerca de el.
    Pero ahora leo comentarios acerca de que no es original del autor.
    No tengo ni idea. Pues no me leo todos los articulos de todo el mundo.
    Pero veo que la mayoria de gente si esta muy bien documentada y lo sabe todo. me alegro muchisimo, pues necesitamos gente muy preparada y avispada en España.
    Estoy muy contenta que asi sea. De esta manera saldremos adelante, pues las noticias que escucho ultimamente son bastante horribles. Pues han cerrado muchos centros de salud en Cataluña y las urgencias de nosche. Por tanto temo por mi trabajo. Pues cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuya a arremojar
    Y yo que no encuentro el texto del que hablan uds, en google. Es que la informatica y yo somos incompatibles. De todas formas no tengo porque dudar de la palabra de nadie: ni del articulista ni de vds. Asi que realmente como esto no me va a solucionr los garganzos, pues sigo estudiando medicina, que es lo que al menos salvara y ayudara a la gente de sus dolencias. Que es lo mio.
    Dejo a los filosofos filosofar, y a los politicos salvar España. Y nada mas.

    cada uno que haga su trabajo, y que lo haga bien. Unos «copiar», ya que son tan malos, dignos de una muerte cierta, son lo peor: como D Javie Muñoz-pellin, alguin horrible sin duda. Otros ·descubrir la verdad·, son ideales, los mejores y estan en la posesion de la verdad, todos los demas.

  22. Lola, no te pases, si ha copiado, pues lo ha hecho, aqui no se va a crucificar a nadie, así que tampoco lo pongas de mártir, yo al padre le doy las gracias por traer este artículo al medio, pero sin duda alguna, un gesto de humildad hubiera sido que lo aclarara, saludos.

  23. Claudio, que se te ve el plumero. Venga ya.

    Por cierto, el Dr. Trigo, ¿no fue el que sacó el Trinaranjus? No es broma, lo digo muy en serio.

    Recuerdo, siendo yo niño, que me gustaba mucho el trinaranjus y ponía: elaborado en los laboratorios del Dr. Trigo.

  24. Haya paz.
    Leí el libro del Rvdo. Dr. D. Tomás Trigo cuando me encontraba en Roma. Saqué varias fichas de su intervención.
    Hace dos semanas el Dr. Trigo me envió el libro digitalizado, con una nota: «Te va a gustar». Le pedí permiso para publicar un artículo a mi nombre, en Novelda Digital, el periódico de mi pueblo.
    No existe, por tanto plagio, sino el trabajo de resumir 600 páginas en 2, las que ofrezco a los lectores del querido diario Digital de Novelda.

    Que tengan todos un buen verano
    Javier

  25. Si Coco, pienso como tu: todos tenemos algo bueno y algo malo. Por eso pensè , que D Javier Muñoz-Pellin, no podia ser tan malo como vosotros decis, ni vosotros tan perfectos, ni tan en posesión de la verdad,
    Gracias, por el feliz verano,

    D Juan, gracias, voy a descargarme el libro gratis, y voy a leermelo, me interesa, y me gusta mucho como escribe el Dr D Tomas Triño, es un teologo moral buenisimo, y siempre me ha encantado esa rama de la Teologia.

  26. Sr Tomás Trigo. Cuando usted presente una reflexión allá donde yo la vea no dude de que estaré encantado de comentarla, añadir o restar. Mi más sincera enhorabuena por la que presenta aquí el padre Pellín en su nombre y con el suyo. La primera que copia cuerda y sensata.
    Permítame comunicarle que se está quemando ahora mismo Señor Trigo. Si va usted a tribuna de opinión en este mismo medio y busca los artículos de opinión atrasados encontrará los dos últimos del señor cura. Dos plagios calcados, del neonazi, violento, misógino y homófobo Jaume Vives con los enlaces a su Blog para que compruebe la veracidad de lo que le estoy diciendo. Es la tercera vez que es pillado en este medio plagiando.

  27. Desde Colombia:
    Gracias Padre Javier.
    «Y Vio Dios que su obra era buena»…. Es responsabilidad de todos el cuidar de nuestra casa: La tierra. Y la conducta personal incide en lo general. Igual es el pecado, cuanto de mal en el planeta no ser causado por este? Es un pecado social el no cuidar nuestros recursos, pero también me pregunto si los desastres naturales no sean causados en lo que espiritualmente hacemos como mal, que hace que la naturaleza Gima…Quien me puede asegurar que tantos abortos que a diario se cometen no estén causando desastres naturales? ya de por si es un desastre el que no respetemos la vida y esto no incidir en la naturaleza? No se puede tocar el pétalo de una rosa sin que se estremezca una estrella
    (R Tagore)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí