Art. de opinión de Jesús Navarro Alberola

Ponte en mi lugar

Es una frase que oímos mucho en nuestra vida cotidiana, pero a la que normalmente no hacemos ningún caso. La recibimos y la lanzamos, la oímos o la pronunciamos, como una coletilla normal y corriente. En cambio, su sentido es muy profundo.´

Recuerdo en una ocasión, negociando con un cliente, el llegar a un punto donde no aceptaba mi oferta y entonces lanzó la famosa frase: «Ponte en mi lugar, no puedo aceptar eso». Ese día lo hice. Una vez me había despedido de él, enseguida lo llamé por teléfono, aceptando sus términos. Reflexioné y, efectivamente, tenía razón: si yo estuviera en su lugar diría lo mismo.

Pensaba en ello esta semana, a raíz del comunicado de ETA. En un principio me despertó cierto sosiego y tranquilidad escuchar por la radio la noticia, pero al contemplar al mediodía en la televisión a los tres encapuchados hablando con la chulería, con el desprecio y, sobre todo, con ese don de superioridad que marcan las balas y las bombas, únicamente pude, tal y como explica en su blog Juan Cruz, sentir un estremecimiento que se convirtió en asco. Como él mismo dice: solo les faltaba tener encima de la mesa las pistolas para que la puesta en escena fuera más terrible y escalofriante.

Los etarras siguen con su máscara de irrealidad y cinismo en una vida que no tiene nada de teatro para las víctimas, las que se fueron por la mano amarga y cobarde de estos pistoleros, y las que quedaron, en la piel y la sangre y los huesos de todos los familiares, aquellos que tuvieron que recibir un día la fatal llamada que les anunciaba que ETA había vuelto a matar, que la ruleta indiscriminada de la muerte les había tocado de cerca.

Sentí más miedo y más terror cuando me puse en el lugar de las víctimas: ¿qué estaría pensando en ese momento la madre de un hijo asesinado por ETA? ¿O el hijo de una madre asesinada por ETA? ¿Qué sentirían esas personas al ver las sonrisas en los mítines de todos los que están en la órbita política de estos verdugos? ¿Qué estarían pensando los padres de aquellos niños asesinados en Zaragoza, en Hipercor, o en otros tantos lugares y durante tantos años? Eso es lo que tenemos que hacer en este final de ETA: ponernos en el lugar de las víctimas, no hay otra posición; y así entenderemos que solo habrá paz si entregan las armas, piden perdón y cumplen las penas que les corresponden.

Todo esto ocurre en un país como el vasco, donde, paradójicamente, los políticos están demostrando que en medio de este escenario tan difícil se pueden conseguir acuerdos entre fuerzas tan dispares como son el PP y el PSOE. El lehendakari Patxi López y Antonio Basagoiti han puesto de manifiesto que, en lo que se refiere a ETA, la única solución es unidad y democracia. Y sobre todo Basagoiti, quien ha sabido desbancarse de la línea nacional de su partido y ha buscado, con valentía, los acuerdos y los pactos tan necesarios en estos momentos. Ojalá hubiera muchos «Basagoitis» en la política vasca y en la española.

¿Cómo puede ser que a estas alturas ETA exija todavía al Estado contraprestaciones? ¿Cómo es posible que aún haya mucha gente en el País Vasco que no se ponga en el lugar de las víctimas? La única salida es el perdón, aquí y en el más allá. ETA no está en posición de reclamar nada a esta sociedad demócrata y civilizada que tanto ha soportado a lo largo de tantos años. Ya no. Ahora sí que no. Basta. Nuestro lugar, el lugar de todos los españoles, solo puede ser uno: junto a las víctimas de esta banda de asesinos.

Otras noticias de interés

6 COMENTARIOS

  1. Es logico que las vicitimas quieran venganza y no perdonen, es como el padre de maary luz que quiere que lso padres juzguen a los asesinos de su hija,…eso no puede ser, como no puede ser que para acabar con eta se cuente con las vicitimas

  2. Pues si, tiene razón el Señor Navarro, pero le sería mas fácil de entender la postura terrorista si «se pusiera usted en su lugar».
    Veamos.
    Estamos hablando de unos asesinos semimafiosos para los que los ideales políticos ya están en segundo lugar desde hace muchos años.
    No tienen futuro, al menos no un futuro cierto a no ser que puedan reconvertirse en políticos, al parecer el escalón siguiente a terrorista según la escala de valores de esta gente.
    Todas las libertades tienen riesgos, y lo saben, conocen las debilidades del sistema que garantiza juicios justos, derechos y la vida, y de eso se aprovechan. Señor Ricardo, eso, exactamente eso, el que nosotros sí estamos a este lado, es lo que nos hace mejores que ellos.
    Señor Navarro, hay muchos vascos nacionalistas, pero no son tantos los vascos terroristas, y muchos de los que les apoyan están imbuidos del fanatismo que provoca la violencia y el estado de guerra que, particularmente , hayan podido vivir algunos. Acabada la violencia se reducirá el fanatismo, siempre ha sido así.
    Señor Llull estoy seguro que no ha querido decir lo que parece que haya dicho.
    Me ha parecido entender que justifica usted el asesinato en pos de la libertad de una tierra, de una bandera. Seguro que es un error de interpretación y lo que ha querido decir es que el sentimiento nacionalista tiene razón de ser.
    Yo comprendería la violencia para acabar con la violencia, solo por ese motivo entendería que un pueblo tomase las armas.
    Nos engañan con los trapos de colores. Dice usted que debemos amar nuestra tierra, pues claro, pero a costa de que ,¿de aislarnos de lo que, por fin, un día se unió? Le aseguro a usted que es mas parecido un agricultor Valenciano a uno extremeño o francés, que ese mismo agricultor a un diputado valenciano, ¡Y son de la misma tierra!.
    Mire usted, yo odio la idea de que un recién nacido español nazca con mas derechos que mi hijo recién nacido, español también. Podría decirse que soy republicano pues. Pero antes de proclamar la república ¿Sabe usted cuantas cosas priorizo yo a ese supuesto?.
    Ni un solo conflicto vale la pena para echar al Rey ahora, esperaré, aunque mi sueño sea ver nacer a todos los españoles, y ¿porque no? , los seres humanos con los mismos derechos.
    Saludos.

  3. si Clin, me has entendido mal. Mis primeras palabaras afirman que hay que acabar con ETA. Es muy posible que usted no haya estado en el país vasco, ni siquiera que conozca a bastante gente de allí, no los vea como enemigos que le desean el malí. De lo que yo hablaba antes era que una vez acabemos con ETA, la mayoria de vascos seguiran pidiendo su autodeterminación, a través se su parlamento elegido, igual que hicieron los catalanes. Solo digo que aspiran a ello mayoritariamente y seguirá habiendo discusión (sin víctimas, lo cual les dará mayor fuerza) Lo que algunos pareceis no entender es que los independentistas no odian al resto tanto como creéis (siempre hay gentuza, también en otras esferas de la vida), en cambio si es generalizado que los demás los odieis a ellos) cuando seguiriamos siendo vecinos bien avenidos, deseandole lo mejor al agricultor extremeño. Hay miedo a defender nuestra historia, a hablar nuestra lengua en la calle, a aprenderla ¿aislarnos? nadie piede una autarquía, por favor, abran su mente. Por cierto, lo que nos unió fue una boda real, y hoy en día hay muchos divorcios que rompen las uniones.Los politicos valencianos son sucursales de Madrid. Incluso Andalucia o Extremadura tienen partidos regionalistas en su parlamento, sin el yugo de una secretaría nacional del partido. De todas maneras no es algo que vayamos a arreglar en este foro.

  4. vale, hay que acabar con ETA,de acuerdo. ¿pero después qué? hay que puntualizar que psoe y pp mandan porque un gran sector de la gente no quiso votar, en cuanto vuelvan a votar volverán a mandar los nacionalistas, los mismos que democráticamente presentaron un plan del estatuto aprobado por mayoría en su parlamento (representativo de los ciudadanos). Hay democracia hasta que la Constitución dice «alto», aunque sea a la mayoría de un pueblo a quien para los pies. Ojalá aquí al menos defendieramos nuestras costumbres y lengua igual que en otros sitios, porque tenemos historia y cultura como el que más, pero tenemos miedo a no sé qué. ¿quizás a que nos digan que somos tan malos como ellos?

  5. JESUS:
    Es cierto, muy cierto,cuanto afirmas…..PERO esta no es la mentalidad, lamentablemente, de algunos «politicos»,que quieren y ,presuntamente, estan negociando a toda costa…..Quieren apuntarse este «triunfo politico», a nivel personal y de partido…..
    En estos momentos,estan haciendo todo tipo de concesiones a los terroristas de ETA, convictos y confesos de muchos crimenes …..Salen de la carcel, con la excusa de que tienen que cuidar de su madre…….Cuando cualquier preso comun,no tiene esta posibilidad. …..Gastan nuestro dinero en la «inseminacion asistida de una terrorista» y ,presuntamente, de un nuevo terrorista……Favorecen el acercamiento de terroristas a las carceles del Pais Vasco ,para mejorar,en todos los aspectos, su situacion……….
    Consideracion que no tiene el preso comun…..Y,ademas, lo mas grave es: que hay muchos terroristas asesinos,que han salido de la carcel , porque la LEY, en estos delitos, no es justa y le permiten vivir, puerta con puerta,con los familiares de las victimas….. ….
    Ah, se me olvidaba , tambien los hay que salen por motivos humanitarios, con mas de VEINTE ASESINATOS a su espalda……Sin tener en cuenta, «estos politicos», que nos representan, la carencia de HUMANIDAD del terrorista ,cuando asesinaba indiscriminadamente, a todo el que,casualmente,estaba en ese lugar y en ese momento y sin tener en cuenta NUESTRA OPINION EN ESTE ASUNTO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,640FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,970SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES