Art. de opinión de Jesús Navarro Alberola

Carta a 2011

Cada año, cuando llegan estos días, los medios de comunicación se llenan de resúmenes de acontecimientos pasados, repasos de sucesos vividos, recuerdos a las personas que se fueron, detalles de momentos que se olvidan… Cada año, por estas fechas, a todos nos abraza esa tristeza crepuscular que nos invita a recuperar el ayer, esa juventud que se nos agota (a pesar de tener ya cincuenta y dos años), esas páginas que ya fueron arrancadas del libro de nuestras vidas.

Sin embargo, también es importante pensar en lo que vendrá, en ese año 2011 que en breve será una realidad. Pronto será el momento de empezar a rayar ese impoluto calendario que cuelga ahora inmaculado en las cocinas. Pronto llegará la hora de abrirse camino a través de unas nuevas cincuenta y dos semanas.

A 2011 le pido trabajo y salud para todos, trabajadores o empresarios, para que unos y otros vean cumplidos sus propósitos de futuro y esperanza en el mañana. A 2011 le pido que siempre tengan un hombro sobre el que llorar sus penas, unos brazos que estrechar, unos besos a los que acudir cada noche, alguien con quien entrechocar unas copas llenadas de ilusión. Le pido que se acabe la soledad, y sobre todo esa soledad que sienten quienes están continuamente rodeados, quienes al llegar a casa no tienen más compañía que el sonido de la televisión. A este 2011 le pido que encuentren el amor verdadero, y a los que tenemos la suerte de conocerlo, le pido que nos dé las fuerzas para conservarlo.

A 2011 le pido una melodía constante de sonrisas al aire, sonrisas infantiles o adultas, risas echadas al viento que dejen volar la imaginación y se lleven las desgracias.

Al año que entra le deseo que sepa dar respeto y comprensión por las opiniones ajenas, por las palabras que no nos gustan, para que así políticos y no políticos, todos en general, consigamos respirar hondo y tragar saliva antes de actuar. 2011 será un año difícil: hagámoslo más llevadero dejando a un lado la crispación reinante.

Únicamente de nosotros depende la actitud con la que afrontamos el nuevo año. Son 365 días que debemos vivir con la intensidad que se merecen. Cada amanecer nos brinda una nueva oportunidad de progreso y esperanza. Cada madrugada nos esperan miles de estrellas en el cielo. Cada noche, todos nuestros sueños han de ser motor del mundo.

Todos podemos hacer que los hijos de nuestros nietos, niños y niñas que aún esperan nacer en los vientres del futuro, estén orgullosos de nosotros. Es tarea de todos. Cada día forjamos la herencia de esos jóvenes. Vivamos 2011 para darles lo mejor. Así se lo deseo a ustedes. De corazón.

Otras noticias de interés

6 COMENTARIOS

  1. Ole!
    No se de donde sacas tiempo para todo lo que haces, pero brindo contigo ppor este año nuevo y que se cumpla todo lo que dices, sobre todo salud y trabajo , con eso p’alante…. y q venga lo que venga….

  2. La Nochevieja pasada recibimos el 2010 en una clínica por diferentes motivos. No olvidaré nunca el día de Año Nuevo cuando te levantaste y te acercaste en la cafetería para ofrecerme champán para brindar por el nuevo año. Mi «motivo»(Mario) cumple hoy un año y es sin duda la experiencia más enriquecedora del mundo, ha dado sentido a mi vida. Espero que Mª Ángeles esté mucho más recuperada y toda su «mala pata» quede en el 2010 y con el nuevo año se restablezca del todo. Hoy soy yo quien se levanta y te propone brindar por la salud de todos, para poder lidiar el 2011 y «sentirnos orgullosos de nosotros». Feliz Año y un abrazo para ti y tu familia.

  3. Os recomiendo la pelicula «Haz lo que debas», que trata sobre los prejuicios y cerrajones mentales. Totalmente extrapolable a la tension politica de este país, donde o se está con unos y contra otros o viceversa. Feliz Año Nuevo.

  4. Es indudable el que otro gallo nos cantaría si de una puñetera vez, TODOS, todos los que se dedican a la política, se diesen cuenta de que así, no vamos a ninguna parte. Llevamos casi siete años de crispación, de apalancamiento y cerrazón. Unos más que otros, porque eso es más que indudable pero, cuidado, estamos laminando la credibilidad de la propia democracia, los mensajes agoreros son casi peor que la propia inacción. Los primeros, retroalimentan la sensación de caos y desesperación no siempre justificada y los segundos, están dando bandazos que sus propios compañeros de viaje no entienden muy bien.
    Todos los políticos, como decía, son responsables del clima en el que convivimos. Y mientras no entiendan que la labor real y honesta de quien se dedica a esa tarea, no se acaba estando en la oposición, se equivoca. Tan solo deja la sensación de estar ahí para mandar ellos o ninguno. No vale el derribar la casa para quedarse con el solar. Los cimientos de la democracia ya están enraizados, por lo tanto, lo que se debe de hacer es mantener el edificio en las mejores condiciones, pues somos los ciudadanos (ellos incluidos) los que al fin y al cabo vivimos y hemos de seguir viviendo, en vecindad.
    Enhorabuena Jesús. Es un mensaje cargado de esperanza, llamando a la responsabilidad y con una carga humana fantástica.

  5. Pues muchas gracias señor Navarro.
    Pero como dice Claudio Rizo en otro artículo este año que nace es malcarado y mira de reojo. Conformemonos con que el año que comienza no venga a hurgar en la herida que ya es profunda y dolorosa en algunas almas.
    Saludos a todos y Feliz Año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,775SeguidoresSeguir
3,900SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES