Art. de opinión de Ramón Martínez, Presidente del P.P. Novelda

«Un deseo para 2010»

Estas líneas no podía empezarlas de otra forma más que dedicando a todos los noveldenses en general y a los simpatizantes del Partido Popular en particular mi más sincero deseo de felicidad en el año que entra. Son fechas para la alegría, la felicitación y el deseo más sincero de prosperidad para todos. Pero para que los deseos se hagan realidad, es necesario que todos pongamos de nuestra parte; TODOS. Intentaré ser el primero.

Deseo para este año que entra que, en nuestro municipio, las cosas en materia laboral se empiecen a normalizar y que empiecen a tender a que todos los ciudadanos que lo necesitan puedan optar a un puesto de trabajo que les permita cubrir sus necesidades, y sobre todo que les permita recobrar las sonrisas perdidas a lo largo de los últimos meses.

Deseo para este año que entra que dejemos de hablar de lo mal o lo bien que lo hacemos unos y otros a la hora de dar soluciones a los verdaderos problemas de nuestros conciudadanos, para pasar a hablar de lo dedicados que estamos todos en busca de esas soluciones.

Deseo tener la suficiente fuerza, inspiración y devoción para poder dar ejemplo en mis anteriores deseos.

Y antes de centrarme en temas “domésticos”, también anhelo la felicidad de las buenas personas que viven dejando vivir, a las que a veces las hacemos malvivir y que en ocasiones se nos olvida que sólo pretenden eso, vivir. Y aquí, sin nombres, quiero acordarme de dos geniales personas que quizás ya no le importen a nadie, más que a los suyos, pero a mí sí. Os deseo un 2010 que resarza cualquier 2005 ó 2006.

También deseo, y esto ya en un plano más concreto, que se deje de hablar de temas baladíes (que si quién va a ser el Presidente del PP, que si quién va a ser el al candidato a la alcaldía por el PP…) y se hable de temas trascendentales para todos: DE NOVELDA, DE LOS NOVELDENSES.

Deseo que se hable de la mucha gente que hay en el Partido Popular (a buen seguro que en otros sitios también) preparada y sin tanto bombo como los que salimos todos los días en los papeles. Deseo que nos olvidemos de gente “grande” con hermanos, o amigos de renombre y nos centremos en las personas que conocen y quieren solucionar los problemas de la ciudadanía.

Anhelo la desaparición de los políticos acomodados (y ya llevan años viviendo exclusivamente de la política), de los eternos políticos municipales, y la de los detractores por definición, sin más argumento que la crítica sin contenido. Y ansío soluciones de consenso, que en los últimos dos años y medio no he conocido apenas.

También me encantaría que muchos de los que mercadean con sus promesas, cumplieran sus ofrendas en lugar de ofrecer pastillitas en los plenos, cuando ellos más que pastillas quizás necesitaran lavativas para purgar sus incumplimientos y falacias.

Sobre todo deseo, y el inicio de un nuevo año es bueno para eso, que se tenga en cuenta a las personas y no a los nombres. Que se reconozca a quien trabaja y no a quien figura. Que se tenga en cuenta a quien arrima el hombro y no a los que les encanta que les acaricien la espalda. ¡Quizás deseo…!

¡En fin! Deseo lo mejor para todos, aunque sé que yo sólo no puedo darlo, pero entre muchos sí.

A buen seguro que cumplo más de uno de los defectos más arriba descritos, pero también estoy seguro de que quien ha estado a mi lado en esto de la política hasta hoy, no. A ellos les deseo lo mejor; a los políticos eternos, eruditos, “ofrecepastillas” y demás tropa… no les deseo nada, ni bueno ni malo, si acaso la suerte que han sembrado.

A los noveldenses, un feliz año 2010. Creo que se lo merecen. De corazón.

2 COMENTARIOS

  1. Mira Ramón, en tu artículo muesras cierta indiferencia por algunas personas, se dediquen o no a la política, y eso es lo peor que se puede esperar de un político, LA INDIFERENCIA. Un político nunca debe ser indiferente, nunca debe mostrar indiferencia hacia los demás, sean o no de su cuerda, porque entonces estamos ante un político que tiene rasgos dictatoriales, es decir, solo me importan los que me aplauden y de los demás paso olimpicamente. Sólo con esto, ya podemos observar como es tu talante.
    Por otro lado también se te nota cierto resentimiento hacia otras personas, cosa que también es impropio de un buen político, y además parece que lances ataques que intentas ocultar contra personas que incluso pueden ser de tu propio partido, cosa impropia de un militante de un partido que además es presidente del mismo y que por tanto debería unir y no atacar, porque eso solo produce divisiones. Y ya por último decirte que dices que te gustaría que no se hablara de quien va a ser el presidente o el candidato porque para tí eso son temas baladíes, pero es que resulta que al único que escucho o leo sobre esos temas es a tí, porque al resto de miembros del PP les leo y oigo en medios de comunicación y precisamente de eso no es de lo que hablan, por lo tanto creo que en ese tema debes ir aplicandote el cuento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí