ZAPATERO Y SU LEY DE REPUDIO AL FRANQUISMO

Artículo de opinión de Luis Soria, presidente del CDL

Cuando digo que el problema de Cuba es única y exclusicamente asunto de cubano, o hablo de perdón, algunos exiliados, cada día son menos, hacen el ademan de sacarme los ojos con las uñas. Yo me pongo a silbar, miro hacia otro lado como si conmigo no fuera y me mantengo en mis trece. Simplemente no puedo odiar a mis enemigos, no sé si por herencia materna, o si se trata de alguna insuficiencia emocional, o acaso hubo un día que concluí intelectualmente hablando, que guardar rencor por pasadas ofensas le hace más daño a la víctima que al verdugo, al ofendido que al ofensor. Creo que odias aun a aquél “ que me arranca el corazón con que vivo” es un ejercicio desdichado de tontos. Pasar cuentas políticas de ayer un disparate, sólo la historia sabe pasar esas cuentas con clase y sin el estrépito propio de un exceso de irritabilidad.

Esto viene al cuento porque España acaba de aprobar una ley de repudio al franquismo. Rechazo todas las dictaduras, no hago distingos entre los crímenes de la derecha y la izquierda. Creo que Francisco Franco fue ne fasto para España. Pero hablar a estas alturas, 70 años después, de reconocimientos a las víctimas de la guerra civil (1936.1939) , y ordenar la retirada de los símbolos franquistas que aún existen, es un gesto tan inútil como hipócrita, ya que si esos símbolos ha durado tantos años es que están dentro de un territorio considerable del alma española. Y el ejemplo que ofreció al mundo esta nación con una transición impecable, en que se abrazaron fraternalmente en el plano político, intelectual y moran enemigos aparentemente irreconciliables de las diferentes facciones del país, no se debe empañar por un exceso de resentimiento no histórico sino histérico. Y no es que esté hablando de olvidar. Quien no incorpora su pasado al presente nunca será capaz de mirar hacia el futuro. Tampoco me refiero a ese perdón irresponsable de campanillas y lentejuelas que puede confundirse con la impunidad. Sólo digo que los muertos entierren a sus muertos. Cuando sale el arco iris se hace un brindis porque el sol brilla y no se habla más de la lluvia. El espíritu de una nación tan grandes como para haber sentado en una misma mesa a dialogar, con serenidad y espíritu de reconciliación, a Dolores Ibárruri y a Manuel Fraga, a Santiago Carrillo y al innovidable Adolfo Suárez. Después nada menos que de un millón de muertos, no merece el gesto mediocre y mezquino de un presidente inconcluso que hace política de pacotilla reabriendo viejas heridas.

Sé que la ley aprobada por el Congreso de los Diputados y la Cámara Baja del Parlamento, pero a pesar de los pesares, amo y respeto tanto a España que quiero pensar que este disparate fue asunto personal de un solo hombre, no de un pueblo.

Y aprovechando una oportunidad que dejarla pasar sería un disparate, ¿ quiere el presidente del gobierno español, José Luis Zapatero, que es la pieza central de esta Ley de Repudio al Franquismo, sabe lo que piensa hoy de él un cubano de a pie ? Particularmente, le diría a usted si lo tuviese frente a frente. Su Excelencia, que en retónica y hechos se ha caracterizado por defender en el Caribe una posición moralmente indefendible. Porque lo que quiere para España; democracia plena, libertad individual y respeto a la dignidad humana, es exactamente lo contrario de lo que quiere para Cuba. Como si cubanos y españoles fuéramos seres de diferentes galaxias, sangre o carne, corazón p alma. Como si el amor por la libertad del español fuera más intenso, o más hermoso, o más rotundo. O más honrado que la del hombre o la mujer nacido en Cuna. Como si los españoles estuviesen bendecidos por Dios para saber escoger a sus gobernantes en elecciones libres, mientras que nosotros somos indígenas ignorantes, seres inferiores con taparrabos, a los que se nos debe impedir el sagrado derecho a elegir, y lo que nos merecemos es a alguien como fue Francisco Franco que Usted hoy repudia, un dictador que nos lleva desgobernando hace unos 49 años a golpe de fusta, tentempié y bofetada, su amigo Castro, señor Zapatero.

Me gustaría agregarle que del mismo modo que su abuelo fue un capitán de la República que luchó por la libertad de España, mi abuelo fue un soldado humilde de la democracia que lucho por la libertad de Cuba. Hasta aquí los paralelos. Porque si en mi país se logra una paz justa en la cual se sienten a la misma mesa comunistas, exiliados u disidentes para crear una patria grande para hombres libres, sin que se derrame una gota de sangre cubana como no se derramó durante la transición una gota de sangre española, si somos capaces a la hora de la reconciliación de imitar en Cuba la grandeza de la España eterna, entonces no quiero que mis nietos traten de reivindicar mi memoria como usted ha tratado de reivindicar la de su abuelo, porque colocar hoy sobre el tapete de agravios de la guerra despues de 70 años de paz, significa guardar en el corazón un rencor de siete décadas.

Otras noticias de interés

2 COMENTARIOS

  1. Soy un Noveldense exiliado hace ya casi 60 años de mi ciudad local y siempre he creído que en mi tierra, la honestidad y el perdón han ido siempre de la mano. Pero desafortunadamente usted Sr. Soria, con todos los respetos me ha hecho saltar de la silla al leer su articulo publicado en Novelda Digital el 13/01/2008.
    Verdad es que el recor es mal consejero, pero aún es peor el querer ponderar desaforadamente un hecho imprecindible como lo és la Ley de Memoria Histórica. Usted no se si llegó a vivir la Dictadura Franquista, yo si; y la viví con resignación y paciencia deseando siempre que finalizara lo antes posible, no le quepa la menor duda que no comulgo su particular opinióncon en lo que se refiere a la acusación que vierte sobre el Sr. Zapatero. No cabe la menor duda que no esta entre sus admiradoros. Peero lo cierto es que, si losvictoriosos supervivientes tuvieron su reconpensa durate los 33 ó 34 años del regimen franquista, no es menos ciertos que por los caido bajo su yugo opresor tuvieron que soportar el desprecio y desconsideración de estos victoriosos. Justo es que se les haga un reconocimiento merecido y que fueron tan heroes como los que ganaros la gerra, o tal vez mas.
    He sido y soy Socialista de espiritualidad cristiana y jamás he puesto limitaciones a persona alguna,y es por eso por lo que le pido que no sea tan desmesurado en critica con los que talvez no conoció y yo si que los conici, por esta incidencias soy repetado y admirado en mi actual comportamiento en la Barcelona moderna y prospera.
    Perdón si le he podido ofender, no era mi intención, solo he querido dejar constancia de algo que bulle en mi interior y que, no es otra cosa que el reconocimiento de todos los ciudadanos aún cuanto no profesen mi pensamiento ideológico.

  2. Sr. Abad, siento de verdad que mi artículo no les guste, la verdad sr. Abad que me disgusta algunas cosas que dice usted en su respuesta,creo que o no ha leído bien mi escrito o quizás no lo ha entendido. He procedido a repasar y no he visto nada que le haya podido ofender y más hacerle levantar de la silla, pues nunca ha estado en mi propisito tal cosa, Pero si le dire una cosa. Vd, perdoneme o no me conoce y si me conoce creo que se lleva una mala imagen, quizás a unos hechos que ocurrieron hace mas de 29 años, y que yo intento olvidad, por una cosa que algunas personas nunca han entendido, pero le dire que en parte le entiendo, pero nunca me podrá recriminar mi forma de ser y mis sentimientos. Referente a que usted es socialista pues le dire que no tiene porque negar su idiologia, ya que la respeto no solamente porque mis abuelos lucharon por la Républica, sino que me siento orgugoso de ser como soy yu respeyuoso con todo el mundo, De todos mis art´culos que he escrito, en nunguno de ellos, observada rencor o ánimo de ofender a nadie, y por último Vdes, nunca podría ofender porque mi respeto por vdes es de respeto. Pero de todas forfas, creo que nos faltaria más que un café de saber como soy y de que forma idiológicamente pienso, pero estoy seguro que tenemos muchas coincidencia, Asi que le invito el día que usted guste a tomar un café. Vale y gracias por su opinión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,608FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,890SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES