‘NOVELDERÍAS’. Opinión de Luis Soler, Partido Popular Novelda

Tribuna de opinión de Luis Soler

Bienvenidos a las “Novelderías”, ese fascinante espectáculo que va desde el “Plesitoceno Novelder” hasta nuestros días. Brindemos por un próspero 2024, a pesar del Gobierno local y nacional, porque claramente necesitamos un año que realmente marque la diferencia y nos permita prosperar, aunque sea a pesar de ellos.

En el maravilloso mundo de la formación profesional, nuestro destacado personaje es la “concejal de los dineros”, líder indiscutible de las clases magistrales de economía para “dummies” en cada pleno. Agradecemos la generosidad de recibir lecciones gratuitas, aunque, personalmente, me cueste digerir tanta pedantería.

Afortunadamente, reserva sus calificativos de “inexpertos, torticeros y rastreros” para sus colegas concejales de la oposición. ¿Qué pensará de nosotros, los pobres ignorantes y poco doctos en economía? Llamémoslo progreso, aunque suene a sarcasmo.

Sigamos prosperando en técnicas de negociación, donde el equipo de gobierno tiene una definición peculiar: “si no apruebas lo que presentan, te acusan de obstaculizar el progreso”. Este fascinante episodio, lo pudimos disfrutar en el último pleno entre la mencionada concejal de los dineros y la representante de Compromís. Negociar, según parece, se traduce en aceptar sin rechistar cualquier propuesta, algo que nos muestran con maestría telediario tras telediario sus mayores y que, como buenos aprendices, interiorizan.

Y en clave propia, nos encontramos con que los que están a nuestra derecha, política y físicamente en el Salón de Plenos, nos acusan de blanditos. No. No confundáis responsabilidad y coherencia con esa pretendida falta de dureza en nuestros planteamientos. Estamos, ya hace mucho, en política, no para competir en postureo, sino en planteamientos que mejoren la vida de TODOS nuestros vecinos.

Esta legislatura se perfila como una comedia divertida, con independentistas de extrema en mayúsculas exigiendo y nuestro presidente (en minúsculas) doblegándose ante ellos in extremis. ¿Qué pedirán cuando se agoten sus demandas nacionalistas? La negociación debería ser un juego en el que ambas partes salen ganando, pero aquí parece que sólo los “indepes” y el presidente tienen motivos para celebrar.

El resto de los ciudadanos sólo puede observar cómo la desigualdad entre territorios y derechos se profundiza en este peculiar episodio de las “Novelderías”. ¡Bravo! El próximo capítulo apunta maneras…

Otras noticias de interés

1 COMENTARIO

  1. Cuando no haya nada que entregar a los pedigüeños, repartirán la miseria en la que están dejando al país.

Los comentarios están cerrados.

7,727FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,764SeguidoresSeguir
4,360SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES