Opinión Ricardo Moreno, Ciudadanos Novelda

El cliente siempre tiene la razón

Nunca me gustó la frase aquella de «El cliente siempre tiene la razón». Porque hay dos clases de personas a las que hay que darles siempre la razón; y son los idiotas y los locos; y estoy seguro de que usted no pertenece a ninguna de ellas. Es como aquello de «seguir la corriente» … En este caso, sustituya cliente por votante, y le valdrá para lo mismo.

A pesar de eso, varios buenos amigos me han dicho y advertido que: «No lo hagas. No eches la culpa a la gente. No es una buena política. Hay que cargar contra el rival». Pero no puedo evitarlo. Es más, no quiero hacerlo. Aunque no funcione ni sirva para nada. Aunque no caiga bien. Y aunque luego no me vote ni el Tato. Precisamente porque no tomo a nadie por idiota ni quiero hacerlo. Espero que eso sea el verdadero respeto hacia los demás, y no darle la razón en todo como si fuese un pobre imbécil.

Si le aseguro que el mundo y la vida no son justos, creo que no les digo nada que ya no sepan. Y también dudo mucho que el tiempo y la vida ponga a cada uno donde merece. Pero espero no oír nunca más esa frase tan sobada de «Todos los políticos son iguales». ¿Saben por qué todos los políticos son iguales? Pues porque hay gente que les vota. Así de sencillo ¿Saben por qué les votan? Muy probablemente porque no hay nada que se parezca tanto a un político como sus votantes ¿Saben quiénes eran buenos políticos?

Pues Rosa Díez o Andrés Herzog ¿Saben cuál era un buen partido? UPyD era un buen partido. Con fallos y errores y trepas, como todo en la vida. Pero se renunció a cargos, a repartos de poder, a poltronas, a coches oficiales, a privilegios, a asesores, etc. Se gastó dinero del partido en sentar en el banquillo a Rato por el caso Bankia. Y un muy largo etcétera que no podría resumir aquí ¿Saben cuánta gente les votó? Prácticamente nadie. Se votó otras cosas; sobre todo, frases hechas, toneladas de fotogenia y simpatía y tonterías de televisión y medios a sueldo y radio macuto. Todo ello aderezado con un montón de mentiras y topicazos. Ahora ya es tarde y ni con una integración en Ciudadanos hemos conseguido convencer a muchos.

No les diré ni les contaré ya nada más de lo que se ha hecho e intentado por Novelda estos cuatro pasados años. Ahí están, para el que quiera verlas y se moleste en estudiarlas; más allá de mentiras, redes sociales, plenos infumables con medias verdades y mucha verborrea, y buenos días y buenas tardes para todos. Eso sí, espero no volver a oír nunca a nadie quejarse por aquello de «Todos los políticos son iguales» ¿Aunque saben qué? Ahora que lo pienso, y porque empiezo a estar ya cansado, probablemente al próximo que me lo vuelva a decir, creo que le voy a dar la razón…

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí