Pleno ordinario de diciembre

El concejal Fran Belda juró su cargo en un pleno en el que se vieron de nuevo las desavenencias entre UPyD y Els Verds-EU con el equipo de gobierno y una postura más suave por parte de los socialistas. 

Francisco Belda juró su cargo como concejal electo después de la renuncia de su compañero Santiago Vico, que la anunció en el pleno de octubre. Después saludó uno por uno a todos los concejales de la actual corporación y tomó asiento en el salón de plenos.

En el orden del día, el Ayuntamiento aprobó las bases reguladoras de las cuatro licencias de auto-taxis que anunciaron hace algunos meses. Todos los grupos se mostraron de acuerdo alegando la creación de nuevos puestos de trabajo y recordaron al equipo de gobierno que deben mejorar el transporte público de la ciudad. Por otro lado, declararon la caducidad del programa UE Calle Jumilla y retiraron la condición de urbanizador, un trámite que agilizará las obras para ver terminada por fin esta obra.

Otro punto trató la paga extra de los funcionarios que les fue eliminada el año pasado. El equipo de gobierno asumió que se trata de “un error” que cometió el gobierno central al obligar a los ayuntamientos a retirarla, provocando diferentes costes un año después. En concreto, el Ayuntamiento de Novelda ha aprobado una partida de 83.000 euros para este concepto con el apoyo de todos los grupos políticos.

Otro punto de debate fue la encomienda en la Diputación de Alicante de determinadas actividades de carácter material en la gestión de tributos y demás ingresos de derecho público, es decir, pasar a SUMA el cobro de determinadas tasas. El equipo de gobierno lo defendió alegando que “este tipo de cuestiones nunca han sido gestionadas por el Ayuntamiento, ya que son de nueva creación”. Además, confió en el ente público apuntando que “son muy efectivos en este tipo de gestiones”. UPyD centró su crítica en que SUMA se quedará un 1,5% de lo que cobre de estas tasas, y el Partido Popular le contestó que redundará en más beneficios para el Ayuntamiento de Novelda, porque la gestión es más eficaz a través de SUMA. Al final no consiguieron convencer a UPyD que se abstuvo en la votación, pero recibió el apoyo de PSOE y Els Verds-EU.

El Ayuntamiento aprobó un reconocimiento extrajudicial de créditos por un importe de 85.000 euros con el que el equipo de gobierno hará frente a diferentes facturas de años anteriores o que no han podido ser reconocidas en su ejercicio. Acto seguido, y sin debate entre los grupos, desestimaron el escrito presentado por Aqualia en el que solicitaban una indemnización por daños y perjuicios y un cumplimiento del contrato. Eso sí, con la abstención de UPyD.

UPyD presentó una propuesta de resolución sobre la reforma de la Administración Local. Cuando su portavoz, Armando Esteve, estaba exponiendo los hechos, la alcaldesa, Milagrosa Martínez, le recordó que la ley obliga a que se vote su inclusión en el orden del día, algo que Esteve no reconoció. Aún así, la secretaria del Ayuntamiento intervino y explicó que así lo entendía ella, algo que criticó también el PSOE. En la votación solo levantaron la mano los concejales populares contra la inclusión. El resto de partidos no emitió ningún voto.

El PP introdujo entonces una nueva operación de endeudamiento por valor de 4,5 millones de euros. Esta medida, que ya ha sido criticada en anteriores ocasiones por la oposición, no contó con el apoyo de ninguno de los grupos políticos. Se trata del tercer plan de pago a proveedores, una medida que apoyan porque quieren que los proveedores del Ayuntamiento reciban el pago de sus facturas, pero con la que no están de acuerdo en su forma. Desde UPyD reprochaban “el Ayuntamiento de Novelda sabe ya de antemano que no va a poder pagar por este nuevo préstamo, por lo que no contarán con nuestro apoyo”. Desde las filas socialistas alertaron que la situación financiera del consistorio noveldense “se está elevando a límites insostenibles”, reprochando que “no podemos vivir de préstamos”. Els Verds-EU defendieron que hay que evitar el endeudamiento con bancos y que el gobierno central debería ayudar en este sentido. El Partido Popular defendió que “este año quedarán liquidados dos préstamos del Ayuntamiento, y en 2015 uno más, por lo que ese dinero se destinará al pago de otras operaciones de endeudamiento como esta, consiguiendo reducir poco a poco la deuda financiera”. Al final tuvo el voto en contra de Els Verds-EU y UPyD y la abstención de PSOE.

En las mociones, PSOE presentó una para que las juntas de gobierno sean de carácter público y otra –conjunta con Els Verds-EU- contra el cierre de RTVV. UPyD, por su parte, abogó por la declaración como Bien de Interés Cultural de la obra y el legado de Jorge Juan, la mejora del transporte público en la ciudad y la reforma local de las administraciones. Els Verds-EU presentaron una moción contra el SIDA y otra contra los desahucios en Novelda. Ninguna contó con el apoyo popular para ser debatida.

De las preguntas escritas, destacar que supimos que la Asociación Parkinson de Novelda ya está utilizando las instalaciones del antiguo Centro de Salud, a falta solo de ser cedidas oficialmente por el Ayuntamiento en el próximo pleno, y que el documento del PGOU encargado a la Universidad Politécnica de Valencia está todavía muy lejos de poder ser presentado públicamente.

En el turno de preguntas orales, Marga Pastor, portavoz de Els Verds-EU, preguntó por un problema que el Club Novelder de Muntanyisme ha tenido este fin de semana para realizar una carrera de montaña, y el edil del área, Alonso Carrasco, ha explicado que ha sido por la falta de un permiso de Conselleria para poder atravesar algunas zonas frecuentadas por cazadores. Asegura que están en trámites de solucionarlo y que tienen previsto retomar la carrera el próximo día 12 de diciembre. 

VÍDEO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí