Nº 170) Miguel Ángel Burgos Martínez (regatista; navegante a vela).-

Artículo de Vicente Díez sobre deportistas noveldenses

   Damos un cambio de tercio en los temas deportivos a conocer. Hoy traigo uno de los muchos deportes náuticos y quizás, el más tradicional: la vela. Para ello, contacto con un noveldense que merece el apelativo de «lobo de mar» y que aprendió sin clases teóricas, sino a base de mucha práctica y con sus escasos medios.

   Nació en el año 1979 y sus padres, Roberto y Eulogia tuvieron tres hijos, de los cuales nuestro protagonista de hoy fue el benjamín del hogar. No tuvo antecedentes deportivos en la familia, por lo que su afición surgió de modo espontáneo. Vivió su infancia en la zona Centro de esta ciudad y afirma que de niño jugaba en un solar cercano a L´Assenet. En el colegio del Oratorio Festivo practicaba con la bici a dar saltos en una rampa de quita y pon. También jugó o practicó por entonces tanto el fútbol como el baloncesto o el frontón a mano y todo ello le sirvió para formarse integralmente en el deporte infantil.

   Incluso estuvo un año jugando en el equipo base del Jorge Juan. Pero conserva en la memoria que su hermano le llevó una vez a bucear previamente y le picó una medusa; tendría entonces unos 12 años y le encantó lo de bucear.

   A continuación y como no podía ser de otra manera al coincidir en el mismo colegio, contactó con el profesor don Vicente Pina, más conocido en el ambiente náutico por «el Capi» (ver biografía nº 17, de fecha 28/02/2012). Ir sobre el barco en compañía del «Capi» superó en interés a lo de bucear, por lo que se decantó definitivamente por la vela y años después fue consiguiendo las diversas titulaciones, como Patrón de Recreo y Patrón de Yate, que son obligatorias para llegar a la mayor. Y por fin la titulación actual, Capitán de Yate.

   Actualmente está integrado en un grupo con sede en Santa Pola y usan un barco velero de nombre «El jubileo», cuyo armador o propietario es un tal Carmelo. Como compañeros de Novelda tiene a los hermanos «Luismi» y «Sema».

   Allí en la ciudad salinera se disputa una liguilla denominada Garbalín, con recorrido entre boyas. O ir a Tabarca y regreso. Y con otros grupos o veleros ha navegado por la Ruta de la Sal desde Denia hasta Ibiza, así como la Copa del Canal de igual tránsito. Y la de Granadella a Ibiza, o con regatas de altura hasta que se pierde de vista la costa y hay que saber orientarse con técnicas tradicionales.

   Ya de mucha más trascendencia, ha navegado y disputado en Italia la «222 Miglie Pertutti» entre Abril y Mayo de 2019 en la costa de Liguria, desde Génova a La Spezia, con una foto en la que se ve celebrando el fin de la aventura a cinco de los participantes, tras la larga travesía. El pasado año 2020 en Agosto, pudo participar en la travesía Mare Nostrum, del Náutico de Cataluña, con arrancada desde el Garraf (Barcelona) y se circunvaló el archipiélago balear y el regreso por las islas Columbretes, cerca de la costa castellonense.

   En estas pruebas de más categoría se ha de estar preparado y dispuesto a ejercer cualquier rol entre la tripulación, como sería llevar el timón; baldear la cubierta; plegar o izar velas… e incluso cocinar en las regatas de altura. En estas pruebas sólo se permite llevar carta de navegación, un pergamino plegable con los datos náuticos, un compás y un GPS como máxima modernidad. Pero nada de informática, ordenadores, brújula… que pudieran servir para orientarse. El GPS tan sólo te aclara dónde estás, con las coordenadas del punto exacto en que te encuentras, pero no te dice ni señala la dirección a tomar; eso queda a decisión del «lobo de mar».

   El número de tripulantes en las salidas y regatas menores, como la desde Santa Pola, es de 4 ó 5 y en las de altura como las del Garraf o la de Italia, es de sólo dos tripulantes, por lo que siempre hay uno de ellos de guardia constante.

   Una de las travesías la recuerda con algo de zozobra; disponían de un velero de 6,5 m. de eslora (longitud) y se les vino encima el temporal, que les zarandeó mucho con olas de hasta 4 m. que para una «cáscara de nuez» como era aquello, fue para asustarse. Se puso el asunto bastante complicado y tras 8 horas de aguante, ambos al pie del cañón o del timón, hubo final feliz.

   Más anécdotas: en otra ocasión, hubieron de ser remolcados hasta las islas Fidji en el Pacífico Sur, en un viaje denominado Media Vuelta al Mundo,. Estaban fondeados en la isla Isabela del archipiélago ecuatoriano de las Galápagos y se les coló algo en el tubo de refrigeración del motor; era un calamar grandecito, que murió al no poder salir y taponó la entrada de agua al motor de refrigeración. Hubieron de ser remolcados durante muchas millas, hasta el puerto de Santa Cruz. También aporta una fotografía “por aquella zona” del Pacífico, en la que aparecen con bellas nativas de la Polinesia francesa y adornados con el habitual collar de flores a los visitantes.

   En marzo del presente año 2021 iba como patrón del barco de apoyo a Santiago Terol, quien cruzó hasta Ibiza en tabla de pádel surf. En cuanto a la prestigiosa prueba Volvo Ocean Race, con arrancada desde Alicante, ejerció de ayudante de los árbitros. Aquello era un ambiente galáctico y de primera, «el no va más» para Miguel Ángel. Tras soltar amarras, afirma que apenas se oye el idioma español a bordo.

   En cuanto a su dedicación actual, consiguió empleo en el Ayuntamiento de Novelda en el año 2008; inicialmente desempeñaba la labor de inspector de obras y actividades y actualmente desarrolla su jornada en la pequeña oficina que hay en el Cementerio Municipal. Alega tener una hija de 14 años, Babel, quien practica un arte marcial, el Aikido, conocido como «el arte marcial de la paz».

  Nos despedimos con el dicho clásico de «…buena singladura, marinero».

Otras noticias de interés

9 COMENTARIOS

  1. Buen reportaje para un día soleado como hoy, en que voy a Santa Pola y siempre me maravillan los veleros.

  2. este chico creo que hizo un viaje en baro largo por varios océanos que duró varios meses y que demuestra que en la actualidad en novelda siguen quedando aventureros valientes como Jorge Juan

  3. 8 horas aguantando olas de 4 metros como si nada desde luego si que son valientes estos aventureros que con barcos tan pequeños y de escasos recursos para enfrentarse a cualquier tormenta por pequeña que sea surcan los mares del mundo. Felicidades chico

  4. Siempre me gusta ver el mar y si además, es alguien de aquí, mejor aún. Me agrada el reportaje y las fotos.

  5. Siempre leo estos deportistas y me interesa saber de ellos y lo que hacen. Uno más de los que han gustado.n

  6. Un deporte poco «popular» en Novelda.( Con todos los respetos para mi GRAN AMIGO Vicente Pina «El Capi») Pero muy bonito e interesante a la vez. En el mar tienes que saber «manejarte» bien y ser valiente aventurero. Mis felicitaciones para el deportista y para el autor de los artículos.

  7. Vaya, esta semana se acuerdan de nosotros, los que nos gusta el mar. También hay actividades como la pesca submarina, el buceo, el salvamento y socorrismo, etc.. Por si pueden sacar algo de esto, gracias

  8. Agradezco, como siempre, su aportación a los que dejan escritas sus opiniones, así como a los lectores. A continuación, tengo otros tres artículos a medias, pues me faltan las fotografías. Pronto los veremos por aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

7,713FansMe gusta
2,647SeguidoresSeguir
2,650SeguidoresSeguir
2,990SuscriptoresSuscribirte

últimas noticias

COMENTARIOS RECIENTES